I Ching Hexagramas: Una guía para iniciar en su sabiduría

Comparte

Los hexagramas en el I Ching son un conjunto de 64 figuras que se utilizan para hacer consultas y obtener respuestas a preguntas en la adivinación china.

El I Ching, también conocido como el Libro de los Cambios, es un antiguo texto chino que se utiliza como herramienta de adivinación y como guía para la toma de decisiones. El texto se compone de 64 hexagramas, cada uno de los cuales está formado por seis líneas, ya sean enteras o partidas.

Como podemos entender los hexagramas en el I Ching

Cada hexagrama representa una situación o circunstancia específica y está asociado con un significado particular. Estos significados se derivan de la interpretación de las líneas que lo componen, así como de su posición en el hexagrama.

La forma en que se utiliza el I Ching es a través de la formulación de una pregunta, seguida de la realización de un proceso de consulta que involucra la generación aleatoria de uno o dos hexagramas. La respuesta a la pregunta se toma a partir de la interpretación del hexagrama o los hexagramas obtenidos.

Los hexagramas compuestos

Además de los 64 hexagramas principales, existen también hexagramas compuestos, que se forman a partir de la combinación de dos hexagramas principales. Estos hexagramas compuestos tienen significados más complejos y profundos que los hexagramas principales.

En resumen, los hexagramas del I Ching son símbolos que representan situaciones y circunstancias específicas, y se utilizan como herramienta de adivinación y guía para la toma de decisiones en la cultura china.

En la tradición del I Ching, los hexagramas se generan a través del lanzamiento de monedas o la tirada de varillas. Dependiendo de la técnica utilizada, se pueden usar tres monedas o varillas para generar cada línea del hexagrama.

¿Cómo se generan los hexagramas?

En el método de las tres monedas, se asignan valores numéricos a las caras de las monedas, y luego se lanzan juntas tres veces. Cada vez que se lanza, se registra el valor obtenido y se utiliza para determinar si la línea es entera o partida. Por ejemplo, si se obtienen dos caras con valor 2 y una con valor 3, se suma el valor de las tres caras para obtener el número 7. Si el número es impar, la línea es partida (representada por un signo de yin), y si es par, la línea es entera (representada por un signo de yang).

Una vez generadas las seis líneas del hexagrama, se consulta la tabla del I Ching para encontrar el hexagrama correspondiente. En la tabla, cada posible combinación de líneas tiene un número y un nombre asociados, y estos se utilizan para identificar el hexagrama.

Sin embargo, en la tirada de varillas, se utilizan dos varillas para determinar si la línea es entera o partida, y una tercera varilla para seleccionar una línea de la tabla del I Ching.

Por tanto, este caso, la técnica es similar a la del método de las tres monedas, pero en lugar de sumar valores numéricos, se utilizan las posiciones relativas de las varillas para determinar si la línea es entera o partida.

Ambos métodos son considerados igualmente válidos para la generación de hexagramas en la tradición del I Ching, y se elige uno u otro según la preferencia del usuario.

¿Qué significado tienen los nombres asociados a cada hexagrama?

Cada hexagrama del I Ching tiene asociado un nombre que refleja su significado y simbolismo. Estos nombres se derivan de la interpretación de las líneas que componen el hexagrama, así como de su posición en el mismo.

Los nombres de los hexagramas son en sí mismos poéticos y evocadores, y a menudo están compuestos por dos caracteres chinos que se combinan para formar una imagen visual o una metáfora.

Algunos ejemplos de como se asocian los nombres de los hexagramas en el I Ching

Por ejemplo, el hexagrama número 1 se llama «Chien» en chino, que significa «Lo Creativo».

Este hexagrama representa el principio masculino, yang, y simboliza la fuerza creadora, la voluntad y la iniciativa.

El hexagrama número 2 se llama «K’un», que significa «Lo Receptivo».

Este hexagrama representa el principio femenino, yin, y simboliza la aceptación, la paciencia y la humildad.

Otros ejemplos de nombres de hexagramas incluyen «Chun», que significa «Lo Manso», «Chen», que significa «Lo Aclaramiento», «K’an».

Y otros como «Lo Abismal», y «Ken», que significa «La Quietud».

Cada nombre de hexagrama es una representación evocadora del simbolismo y significado de cada hexagrama en la tradición del I Ching. Los nombres se utilizan como una forma de recordar y evocar el significado de cada hexagrama, y se consideran una parte importante de la práctica de la adivinación y la toma de decisiones basada en el I Ching.

Estas interesado en saber que tiene el I Ching para ti

Te recomendamos las siguientes lecturas si quieres un pronóstico completo sobre tu vida con el I Ching o si solo quieres un consejo sencillo de forma divertida a traves de Tu Galleta de La Fortuna.

¿Quieres saber más sobre los hexagramas?

Por el momento y para la creación de este articulo. Sol de Jade – Una luz de magia ancestral es un proyecto web que apenas esta naciendo.  Debido a lo anterior, aun estamos montando una gran cantidad de información en la web y por eso mismo para que puedas saber mucho más del I Ching de manera totalmente gratuita podras consultar algunos de estos grandes espacios.

Mas sobre el I Ching, amplia tus horizontes

Una forma un poco más gráfica de entender los hexagramas

Comenta y comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Devela un mundo milenario

Nuestras redes